Lluvia de piedras

Poesía ganadora del II Torneo de Poesía Blogs.


Lluvia de piedras

Desposeído de la tierra, despojado de luz,
cierro puertas, rompo espejos, y me adentro en este lodo
en que se ha transformado todo lo que era mío y amaba.

Olvidé que era humano y que este corazón débil y resquebrajado
no podía soportar súbitas fracturas.
Olvidé que la etérea confianza es efímera;
que los punzantes desgarros son eternos.

Y ahora arrojo monedas al pozo del jardín.
No hay retorno, sólo oscuridad.
Veo lejano el fondo y ni siquiera puedo hundirme del todo.

Se alarga la sombra que provoco.
Pocas palabras sé decir. Pocas pienso.
Viejos tiempos, lamentos, gritos solitarios que resbalan por todo lo que soy.
Como el agua por las paredes del pozo.
Como el moho que se desprende, impasible.

Tendré que olvidar las piedras
que caen del cielo en vez de lluvia.
Tendré que olvidar que mis sueños y mis deseos
se hundieron en un pozo cualquiera que un día, quizás, yo mismo cavé.

Y tras las monedas van mis torpes pasos.
La humedad y las piedras y la lluvia
se enfrentan a mis dedos agarrados al borde: Crispados, fútiles.

Caigo y caigo, como en sueño, como en hielo agrietado,
como en amanecer que llega.
Piedras, lluvia y un pozo infinito.

Como el moho que se desprende de las paredes, ajeno,
como el lodo que me cubre, corrompido,
como el espejo que rompí en pedazos, fragmentado,
resisto la lluvia de piedras,
pretendo el futuro y la tempestad.

 Marta Abelló

5 comentarios:

Igor dijo...

La caída, el fin de algo. Alguien desubicado, perdido... Un poema desgarrador, me ha gustado.

Martikka (Marta Abelló) dijo...

Igor, gracias por tu comentario.
Es una caída pero con un atisbo de esperanza.

¡Saludos!

Rosa María dijo...

Dice Marta Aballó...Olvidé que la etérea confianza es efímera;
que los punzantes desgarros son eternos.

Que belleza realidad posada en la cordura y hecha poesía.
Un besiño Marta,
Rosa María

Ro dijo...

Destrucción, para volver a surgir... suena y se vive a veces duramente, pero necesario que se haga espacio para lo nuevo; son las leyes sin importar si estamos de acuerdo o no.

Me gusta mucho la imagen de tu blog, los contenidos y tu toque personal.
Te abrazo
Ro

Maria Eugenia Rojas Alegria dijo...

Bella escritura, poema profundo, inmortal porque la esperanza es la última carta, la triunfadora.

Martikka, gracias por visitar mi Blog:

http://kioskodemau.blogspot.com/
http://confesionesdemau.blogspot.com/
http://lasconfidenciasdemau.blogspot.com/

Un abrazo