Tras los sueños

Tras los sueños



Ya que las trampas abundan
observad los caminos,
tended cuerdas,
apilad piedras,
venced el miedo.
Cubrid con ramas las dudas.

Todo aquello que no entendáis
que no sepáis,
rompedlo en pedazos
para no forzar inútiles ruegos.

Tal vez no estéis convencidos
de lo que pensáis
de lo que creéis.
Os dije que las trampas abundan.
¿Recogisteis suficientes ramas?
¿Apilasteis suficientes piedras?

Tal vez no podáis asegurar
que mantendréis vuestros puños escondidos
que gritaréis por las injusticias
que dormiréis sin pesadillas.

Tal vez lloréis de nuevo,
a pesar de las ramas y las piedras
que vencieron las dudas,
que sortearon las trampas.

Saltad, entonces,
saltad al hueco vacío del camino
y mirad la esperanza
que os aguarda escondida
tras las trampas,
tras vuestros sueños.

by Marta Abelló

5 comentarios:

Ananda Nilayán dijo...

Hay que caminar con optimismo y con la mochila ligerita, aunque como bien dices, no está de más apilar unas ramas y algunas piedras... por si acaso.

Tras los sieños, siempre.

Un abrazo.

Martikka dijo...

Ananda, ¡¡siempre adelante!!

Abrazos para tí también.

B. Miosi dijo...

Precioso poema, Martikka, ¿lo escribió Fernando Lima? mis felicitaciones a él.

Me gusta muchísimo la cabecera de tu blog, es toda una obra de arte.

Besos!
Blanca

Martikka dijo...

Blanca, el poema es mío (todos los textos publicados aquí son míos), así que las felicitaciones ¡para mí! je,je!

Abrazos

*Sechat* dijo...

Me gusta esa idea de peregrinar en la vida por alcanzar las metas soñadas pase lo que pase.

Muy optimista. Me encanta.

Besotes.